Este viernes, el Gobierno de La Pampa entregó viviendas correspondientes al Plan Provincial «Mi Casa 1» a adjudicatarios y adjudicatarias de esa localidad. Es parte de una política de Estado que el gobernador Sergio Ziliotto asumió como prioritaria, y que no se va a abandonar a pesar del recorte de fondos nacionales para obra pública que estableció el Gobierno nacional.

El acto oficial estuvo encabezado por el ministro de Gobierno y Asuntos Municipales, Pascual Fernández, acompañado por la gerenta de Planificación del IPAV, Griselda Bowen, el presidente de la Comisión de Fomento local, Carlos Antonieta, adjudicatarias, adjudicatarios, familias y vecinos.
Esta vez fueron cuatro las familias que recibieron las llaves de sus casas, en una ceremonia que se celebra en toda la comunidad ya que representa un nuevo comienzo en sus vidas, permite proyectar lo soñado, brindar mayor estabilidad y seguridad para hijas e hijos, y mejorar la calidad de vida. 
Por otra parte, se entregó, como es habitual, una biblioteca con material de lectura provincial y nacional, correspondiente al Programa «Libros y Casas» puesto en marcha por la gestión del anterior Gobierno nacional para garantizar y facilitar el acceso a la lectura en cada hogar.

«Seguir trabajando para quienes aún no tienen techo»
El ministro señaló en el acto que una de las banderas del gobernador Sergio Ziliotto es llevar adelante una política habitacional al alcance de pampeanas y pampeanos, «en este contexto nacional tan difícil para el pueblo, donde terminan de comunicar que no habrá obra pública para la Argentina, nuestro Gobernador tiene muy claro que se debe garantizar la salud, la educación, los alimentos para los sectores más vulnerables, y seguir trabajando para que aquellos que todavía no tienen un techo también puedan acceder a la vivienda  propia». 
Por otra parte destacó la importancia de haber firmado -en el año 2022- un convenio con el IPAV donde se garantiza a través del  Acta de Protección de Viviendas, la protección de las viviendas adjudicadas, en caso de que la familias atraviesen una situación de embargo, por motivo de deudas contraídas. «Esta herramienta  se vuelve muy importante en el contexto actual, y se puede gestionar en el Ministerio de Gobierno y Asuntos Municipales, o en cada municipio que haya firmado el mencionado convenio», finalizó Fernández.

Alegría, compromiso y responsabilidad
Sonia Guardia, quien habló en representación de las familias adjudicatarias, agradeció al Gobierno provincial, «hoy somos cuatros las familias que tenemos la dicha de estar recibiendo nuestras viviendas, la casa que siempre soñamos y se convertirá en nuestro hogar, hoy es un día de celebración y alegría, pero también de compromiso y responsabilidad, porque es fundamental que quienes recibimos nuestra casa podamos cumplir con el pago de las cuotas correspondientes para que en el futuro, otras familias de la comunidad también puedan tener su casa propia».